sábado, 24 de marzo de 2012

A su regreso a México en 1934 Cantú


A su regreso a México en 1934 Cantú ve la oportunidad de pintar una serie de obras de gran formato para el Bar Papillon , en la Calle de la Condesa en el centro de la ciudad de México. 


Cuando en 1934 Cantú decidió regresar a México , la comunicación con Artaud y Breton siguió y para 1936 el Poeta Maldito decide visitar a su amigo en México. 




“Vida Pasión y Muerte de Arlequín”


La serie de obras de caballete y mural dedicadas al Bar Papillon con el tema de La Vida , pasión y Muerte de Arlequín fueron la conclusión de la visión  del Artista en el  Paris de Montparnasse  entre 1924-1934.

El tema como suele pasar dentro en la temática de Cantú , es la semblanza de una serie de obras anteriores como “Rafael y la Fornarina” 1930 -( Colección Cantú Y de Teresa ) saliendo de la Opera 1927 ( Cantú se retrata en uno de los paneles como un burgués Francés ) Los Saltimbanquis 1933 ( juerga de arlequines bailando y tomando) “Mis Cuates” 1930 y otros mas que a continuación describiremos dentro de los dos panos principales.

Recordemos que Cantú se instala en  Paris 1924 si bien paso una temporada en Montmatre donde frecuento la vida de los ateliers del Paris del siglo XIX
Es sin duda su transitar por Montparnasse el que dejara una huella imborrable en su obra.
Si bien asiste a la gran exposición surrealista del 1924 Cantú decide atender mas la expresión del Arte figurativo :
Tarde tras tarde- dice Cantú-  me presentaba en las academias en Paris , me colaba entre los alumnos de La Grande Chaumiere y la Colarossi ,  ni siquiera podía costear la entrada a los salones a dibujar,  en esta época estoy seguro de haber dejado mas de cien mil dibujos ahí.
conviví en  Paris esta época con  Alfonso Reyes, Renato Leduc con los peruanos Cesar Moro y Cesar Vallejo mismo que murió en el deterioro del olvido , mas tarde con  José Vasconcelos y Andrés Iduarte, y en los cafés con Paúl Eluard, Ander Breton, Antonin Artaud que me visito en México en 1936 . Desde luego que tuve una difícil estancia en Paris  éramos todos candidatos a morir de hambre,  esa es la verdad.

Entre los 15 y 25 años pinte los cuadros mas hermosos, recuerdo que cuando viví en Hollywood , en una interrupción de mi vida en París , todo lo que pintaba lo vendía a precios fabulosos ( recuerda la Colección de Betty Behr con el  Tríptico de Lord Bayron hoy Colección Cantú Y de Teresa )  . Empecé a pintar mejor y ese día empecé a vender menos,  la gente me pedía cuadros como los que pintaba en 1929 a los 21 años. “El éxito es tan fugaz que dura menos que la vida”.




Vida Pasión y Muerte de Arlequín
Bar Papillon 1934
Riviere a gauss ( Montparnasse)
Pano I

A mi llegada a México me contacte con León Tizot que fuera socio y después dueño del Bar Papillon le presente una serie de anteproyectos con el tema de la Vida Pasión y Muerte de Arlequín

  Dividido el tema en dos grandes panos  el primero con el tema de River a Gauss donde represento mi atelier de Montparnasse y todas esas juergas fantásticas
Y el pano II con la River a duat donde los personajes transitan en Montmatre dentro del bar Lapan agil.

Descripción :


Riviere a gauss ( Montparnasse)
Pano I
En la parte inferior del Pano I el artista pinto uno de los desnudos del tema  “Aniversario de un Sueño” 1926 - partiendo de una serie de apuntes de  La Grande Chaumiere (Colección Cantú Y de Teresa ), los arlequines trovadores se refieren a la serie de obras en torno al tema de Grotescos 1931-36 (Colección Cantú Y de Teresa ) y los arlequines personajes emblemáticos de la “Commedia dell Árte”  recordando el tipo de teatro improvisa torio aparecido en la Italia del XVI.
en el piso recostado el artista se referirme a León Tozot como mecenas de la obra
La bailarina de cancan se refiere a la obra Irma de 1926 que se encuentra a un lado del Autorretrato con Chistera 1925 en donde Cantú se retrata como un “bobo”
Burgués bohemio ,  en si el tema se desarrolla en una de las fiestas del atelier de Cantú en Rue del Ambre.




Rivere a duat (Montmatre )
Pano II

El barril  en el otro pano , es referente  a la obra de Alan Poe  titulada el barril de amontillado y ahí esta sentado Antonin Artaud En este mismo panel  aparece la cirquera  y pintora Susan Valadon  recordando su paso por el Circo Medrano sentado en la barra del Bar el artista se presenta como un mamarracho descalzo pero con un sobrero de copa.
Dentro de los dos panos existe una constante que podríamos retomar de una frase lapidaria de Cantú.
Llegue a Francia a los 16 años, ( a sugerencia de mi maestro Alfredo Ramos Martínez )  - ( 6 ) de chico es cuando uno cree más en las metas – recuerdo que fueron muy gentiles conmigo los viejos, me enseñaron además de las mañas de andar tras las viejas y el alcohol , mucho del criterio de ellos. amigos como José Decreéft , Mateo  Hernández , Gines Parra y por supuesto Don Alfonso Reyes.
El cual  me decía , “la única manera de ser provechosamente nacional consiste en ser generosamente universal” y agregaba “pues nunca la parte se entendió sin el todo”.

A lo lejos del corredor en el pano II Cantú pinta una puerta y al fondo una ventana con una escalera refiriéndose a una salida para el amante en fuga.
Los perros se refieren al tema de Mefistófeles recién pintado por el artista en el tríptico de Lord Bayron donde el artista recuerda a el demonio transformado en perro..
La obra El Tira buchón 1926-1945 pintada por Cantú reiteradamente esta presente en este panel.

Dentro de los dos Panos esta presente la vida bohemia parisina donde las viejas y el alcohol son una constante pero también la música , que seria una de las pasiones del artista , sin embargo y a manera de recuerdo se encuentra representada por la música viva ( con los arlequines y guitarra pano I ) y con la música mecánica ( con el fonógrafo pano II ) .

Si bien existen los dibujos preparatorios del papillon donde uno de ellos fue re utilizado años después para la obra El Triunfo de la muerte donde los arlequines fueron trasformados en diferentes personajes sin embargo con posiciones relativamente similares a la obra del Papillon.


 Federico Cantú y Roberto Montenegro.


Conocí A Roberto Montenegro en México , compartimos la creación de la obra mural del Bar Papillon , que pintaramos la mitad el y la mitad yo en la calle de la condesa en el centro de la ciudad, para mi fue un gran honor trabajar con Montenegro pues el ya estaba consolidado como uno de los maestros de la plástica mexicana y yo era un chamaco de veintisiete años, quizá nos identificamos por haber vivido tanto tiempo en Europa, fue un viejo a todo dar, uno de los grandes , a los cuales hoy no se les a echo justicia.

Para esta obra Roberto Montenegro dispuso de dos panos donde aparece Arlequín, la música y la opera que están presentes de una manera muy propia , pero también aparecen las vivencias de Montenegro en Venecia .

Contaba Montenegro que un día llego a una tienda de antigüedades en Venecia y ahí se enamoro de un magnifico jarrón de una bella cerámica , el se dirigió al vendedor para adquirirlo y después de acordar el precio siguió mirando otros objetos , en ese momento llego una elegante dama y pregunto por el mimo jarrón , al darse cuenta Montenegro del interés de ella por la misma pieza accedió caballerosamente a cederle la oferta , la dama se presento dando le una tarjeta y lo invito a una fiesta.
Al llegar Montenegro a la cita en un palacio Veneciano se sorprendió de la magnifica “Fiesta de mascaradas ” ahí pudo dar fe de la veracidad y el rango de varonesa de tan bella dama .

Y así montenegro pinto la trama de Venecia recordando tan bello incidente trasladado al teatro de la Feniche a uno de los lienzos .

Por años solo Cantú dio fe de la obra de Roberto Montenegro dentro del Papillon y a partir de la venta de los cuatro panos sobrevivientes a la destrucción del Bar papillon en 2005 fueron adquiridos por Lance Aroon. A la fecha los dos panos de Montenegro se encuentran en dos diferentes colecciones, sin embargo los panos que pintara Cantú aun se encuentran reunidos en la Colección de Lance Aroon,  ahora en Texas.

El tema del Papillon fue criticado por todo el grupo de pintores de la época al grado de que Cantú decía :

Dicen que mi pintura no es mexicana …………. Diego Rivera me apodaba “El Picasso de los pobres”  y yo le decía “El Ateo”  porque le gustaba el ate de Morelia.

Es en esta época es donde Cantú constante mente ve a  Diego Rivera  en la Galería de Inés Amor presumiendo una amistad cordial y de camaradería .  A pesar de esto,  Cantú se mantuvo al margen del  movimiento que impuso el Riverismo de la época. Declara Cantú  ¡que! ¿acaso creen que mi pintura no es mexicana porque de mis lienzos no escurre mole? .

Dos décadas después de la obra del Papillon Federico Cantú desarrollo una cuantiosa cantidad de obras murales con temas nacionalistas basadas en las epopeyas de nuestros grandes héroes.


Adolfo Cantú
© CYDT   texto 2003 – re edición 2012 








A su llegada Artaud se  hospedado  en casa de Cantú en la calle de San Francisco 325 en la colonia del Valle. En esa época  la Escuela de pintura Mexicana del siglo XX Tenia su principal foro en la Galería de Inés Amor. 






Artaud acompaño varias veces a Cantú a esta Galería ( Inés narra en sus memorias como mientras trataba  la venta de obra con Cantú, el poeta permanecía en una silla inmóvil , perdido en la droga). Y es en la Galería donde Antonin se relaciona con Maria Izquierdo.
La vida de la bohemia Parisina fue pronto reproducida en México reuniéndose los Montparnasseanos en el exilio ahora en el Prendes y el Café de Paris en el Centro de nuestra Ciudad.
Retomando todos los apuntes de Paris  pinta,  Riviere a gauss ( Montparnasse)  rivere a duat (Montmatre ) es decir la escuela de Paris esta dividida de un lado del rió y del otro por eso es derecha e izquierda 

El barril  en uno de los panós , es referente  a la obra de Alan Poe  titulada el barril de amontillado y ahí esta sentado Antonin Artaud En este mismo panel  aparece la cirquera  y pintora Susan Valadon pero en esta obra como en otras de cantú el arlequín en un juglar. 




Recordemos que El mundo pagano legó los bufones al cristiano, pudiéndose seguir sus huellas en la obra de Isidoro de Sevilla  “ Digesto” y otros historiadores de la época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada